Noticias

Ciudadanos valientes, dispuestos a reflexionar y conmoverse:

“Este es un día que estamos esperando hace años para rendir homenaje a un público que es el que da sentido a MiradasDoc y que ha acompañado al festival estos diez años”; así comenzó Alejandro Krawietz en la tarde de este viernes la presentación de Ser y tener: muestra del público de MiradasDoc, que contó con cuatro películas elegidas por público del festival entre las que más les han emocionado a lo largo de estos diez años. “Sin los ciudadanos que están en la sala, el festival no tendría sentido. Lo que nos hemos propuesto es que esos ciudadanos se encuentren con los ciudadanos que están al otro lado de la pantalla”, manifestó Krawietz ante una sala repleta de un público de todas las edades que en el inicio de la sesión acudió a disfrutar la película One Goal (26’ / 2007 / España), de Sergi Agustí una de las más celebradas por el público en este periodo. La cinta, que recibió el premio del público en la tercera edición del festival, en 2008, es “una película sobre la paz”, dijo José Luis Acosta, quien presentó el corto de Agustí en nombre de su familia. José Luis, su mujer, Ángeles González, y sus hijos, Himar y Nauzet, son asiduos al festival; el portavoz familiar confesó que fue difícil elegir un documental en nombre de toda la familia, pero finalmente se inclinaron por esta película, de la que él aún recuerda el impacto que tuvo entre el público, los habitantes de Guía de Isora y los medios de comunicación por las prácticas de fútbol con muletas con las que se invitó a la gente a ponerse en el lugar de los protagonistas del corto, jugadores de fútbol de un equipo integrado por mutilados de guerra en Sierra Leona. Juan José Gómez González eligió El amanecer de un nuevo día (60´ / 2011 / Sudáfrica), “porque la protagoniza gente que da lo que puede dar, lo que otra gente necesita”, dijo en referencia al médico que cambia de vida para atender de forma gratuita a pacientes sin otras oportunidades en Benin. También a él le costó elegir entre tantas películas que ha visto en el auditorio de Guía de Isora: “Pocos días he perdido de MiradasDoc”, confesó. Pero se inclinó por este documental que para la historia del festival es muy significativo: “es nuestro primer estreno internacional”, informó el director de MiradasDoc, gracias a la generosidad de la directora Ryley Grunenwald, que consiguió la primera financiación para su primer largo en el pitching de MiradasDoc Market y que, dos años después, ya realizada, envió su película a MiradasDoc para su estreno. “Nuestro público es valiente”, destacó en la presentación Alejandro Krawietz, porque “se expone a ver películas que conmueven”, muchas de ellas “llenas de energía y de justicia”. Por eso en este décimo aniversario del festival, MiradasDoc ha pedido a integrantes del público, “que no es anónimo”, que “nos regalen la oportunidad de volver a ver las películas” que más huella le han dejado. Para César González, lo más atractivo de MiradasDoc es “cómo se relacionan las películas que ves con tu vida y con tus estados de ánimo. Vas a la sala y hay películas que te conmueven más que otras porque tú sientes que están contigo, que lo que estás viendo forma también parte de tu vida”, ha explicado otra de las personas que se identifican cada año presentes en las salas del festival: “Me sentí reflejado ahí, era yo el que estaba también en la pantalla”, ha dicho al referirse a otras películas que lo conmovieron aunque no eligió porque solo podía seleccionar una.