Noticias

Desempleados se convierten en profesionales del sector agrícola

Una quincena de personas desempleadas del municipio han recibido hoy su titulación que los acredita como profesionales del sector agrario tras formar parte durante ocho meses del proyecto ‘Emplea Agrícola 2014’. El alcalde, Jaime González Cejas; la concejala de Empleo y Desarrollo Local, María Luz Fernández Martín; el viceconsejero del Sector Primario del Gobierno de Canarias, Abel Morales Rodríguez, y la responsable de la oficina del SCE en Granadilla, María Josefa García Marrero, fueron los encargados, junto con los docentes del programa formativo, de hacerles entrega de los diplomas acreditativos. González Cejas felicitó a los participantes en esta iniciativa que se desarrolla en la finca municipal Las Crucitas, cuyo objetivo es que se convierta en una escuela agrícola referente, y enfatizó la necesidad de apostar por las políticas agrarias y de que los jóvenes se acerquen a este sector, y la importancia de contar con la cualificación adecuada que permita acceder en las mejores condiciones al mercado laboral. Este programa se encuadra en los Proyectos de Formación en Alternancia con el Empleo (PFAE), que pretende aprovechar los planes de la Estrategia Canaria de Formación y Empleo 2012-2014, y crear un contexto favorable de creación de empleo, mediante la mejora de la cualificación, para así elevar el grado de empleabilidad de la población desocupada del municipio. El objetivo es la inserción laboral de desempleados mayores de 30 años, a través de su cualificación en alternancia con la práctica profesional, en ocupaciones relacionadas con la recuperación o promoción de la agricultura, la rehabilitación de entornos agrarios, o del medio ambiente, la plantación de cultivos, la creación de viveros, así como cualquier otra actividad de utilidad pública o de interés general y social que aumente la posibilidad de inserción y les abra el camino del mercado laboral. Se combinan, por tanto, las fases de formación y práctica que les cualifica profesionalmente, además de incluir al término de las acciones formativas un periodo de prácticas no laborales en empresas del sector. Por su parte, María Luz Fernández Martín indicó que esta iniciativa ha permitido, también, paliar las necesidades de productos alimentarios entre las familias más necesitadas del municipio, pues los alimentos generados por el alumnado en el desarrollo de las prácticas formativas se han destinado a los hogares con menos recursos, por medio del área de Servicios Sociales, que se ha encargado de distribuirlos entre aquellas personas en situación de emergencia social a través del banco de alimentos municipal, Cáritas, la Asociación Virgen de la Esperanza o Cruz Roja. ‘Emplea Agrícola’ se desarrolló en la finca Las Crucitas, situada en la carretera de San Isidro a Granadilla, y dispone de una superficie de cultivo superior a los 10.000 metros cuadrados, entre la que encontramos zonas protegidas bajo malla, zonas al aire libre con cultivos ya implantados y zonas limpias en las que comenzar desde cero todo el proceso agrícola. La finca se encuentra en medianías, a una altitud aproximada de 600 metros sobre el nivel del mar. Los bancales de cultivo tienen una superficie en torno a los 1.500 metros cuadrados de media cada uno y predomina el suelo de jable.