Noticias

El Ayuntamiento abrirá un nuevo canal de evacuación de agua en la plaza de Alcalá

El Ayuntamiento de Guía de Isora ha tomado distintas medidas a lo largo de estos años para tratar de solucionar el grave problema que hay en la Plaza del Llano de Alcalá cuanto llegan lluvias tan fuertes como las del pasado domingo. Hace años el Ayuntamiento isorano trabajó para separar las redes de aguas de lluvia y aguas residuales en la plaza, aprovechando además para ampliar el alcantarillado de esa zona. Por otro lado se ha desviado toda el agua, tanto de lluvia como de saneamiento, de las calles Mondiola, Núñez de Balboa y la parte alta de La Muralla. En esa zona se han canalizado las aguas residuales hacia la estación de bombeo del varadero para que tampoco fueran a la plaza, y las de lluvia se vierten directamente hacia el mar. Incluso se instalaron bajo la plaza unas bombas exclusivas para impulsar las aguas fuera de la plaza hacia el mar a través de grandes tubos. A estas iniciativas actualmente se le suman otros trabajos que se están realizando en colaboración con el Cabildo para que el agua de lluvia de La Cumbrita, Las Villas y parte de la carretera general se desvíe hacia la costa de Méndez. Además se está redactando una propuesta para abrir un nuevo canal de evacuación de agua de la plaza de Alcalá, que vaya directamente hacia la playa, entre otras alternativas. Estas obras, según afirma el alcalde Pedro Martín “que han podido ser molestas, han tenido como único objetivo desviar la mayor cantidad de agua para que no termine llegando siempre a la plaza de Alcalá” en este sentido recuerda que “lo que ocurre en la plaza de Alcalá es el resultado del paso de los años, de un proceso de cambios donde se han unido muchos factores”. Hay vecinos que comentan que “esto hace 40 años esto no pasaba" a los que el alcalde da la razón pero matiza que “antes las calles eran muchas menos y de tierra y absorbían la mayor parte del agua de lluvia; mientras que los vecinos eran apenas unos pocos centenares. Hoy la realidad del municipio es otra” explica Martín: “calles asfaltadas y un pueblo que continúa creciendo –casi 4.000 mil habitantes-, y la mayoría de las aguas de lluvia van a parar a las alcantarillas hacia el punto más bajo, la plaza del pueblo”. Medidas de ayuda a los afectados Durante toda la semana tanto el alcalde Pedro Martín como varios concejales del grupo de gobierno se han reunido con los propietarios de los bares y restaurantes de la plaza de Alcalá que se han visto afectados por las inundaciones producidas por la fuerte tromba de agua del fin de semana. El principal objetivo no era otro que solucionar lo antes posible la situación en la que se encuentran los empresarios. Desde el pasado lunes el Ayuntamiento de Guía de Isora alcanzó un acuerdo con varias entidades bancarias para ofrecer un préstamo de hasta 10.000 euros, con un tipo de interés del 0% a las personas que han sufrido desperfectos en sus negocios. Esta actuación es complementaria a las que cada propietario está gestionando con su seguro privado. Además desde el Ayuntamiento se ha propuesto abrir una línea de financiación para ayudar a pagar los alquileres o las hipotecas de este mes, entendiendo desde el consistorio las dificultades por las que están pasando, Martín añade que “los bancos no esperan para cobrar, los empresarios están obligados a pagar, llueva o no llueva”. Así que, en estos días donde hay gastos complementarios derivados del temporal, este sector puede respirar un poco más tranquilo.