Noticias

El Ayuntamiento inicia los trabajos de limpieza tras la tromba de agua de ayer

El Ayuntamiento de Guía de Isora ha iniciado desde primeras horas de la mañana de este lunes labores de limpieza y desescombro de distintos espacios afectados por la fuerte tromba de agua caída ayer sobre el municipio. Entre ellas las de los tres centros educativos en los que quedaron suspendidas las clases.Para estos trabajos en los colegios, afectados principalmente por inundaciones en distintas dependencias, el Ayuntamiento aportó refuerzos al equipo habitual de limpieza de los centros. Otro de los focos de mayor actividad se concentró en Playa San Juan. Allí una cuadrilla del Área de Medio Ambiente del Cabildo de Tenerife se unió a los operarios municipales para hacerse cargo de la retirada de los materiales arrastrados hasta la zona de baño en la desembocadura del barranco y en varios puntos del paseo marítimo. Por su parte, una empresa contratada por el Ayuntamiento comenzó la retirada de escombros mediante camiones de gran tonelaje y una pala mecánica. En la desembocadura del barranco de Playa San Juan, se calcula que serán necesarios alrededor de unos 175 camiones con capacidad de carga de unos 22.500 kilos. Esto supone que se extraerán más 4.000 toneladas de escombros, según las estimaciones de los técnicos. Una vez concluyan esos trabajos, que durarán dos o tres días, se procederá a limpiar la zona con agua a presión y restituir la arena en la zona de baño en la desembocadura del barranco. Según explica el alcalde, “en menos de una semana la zona de baño de Playa San Juan volverá a la normalidad” y recuerda que “estas situaciones, al igual que en ocasiones anteriores ante trombas de agua tan fuertes en tan poco tiempo, son inevitables, ya que se trata de barrancos de cumbre, que arrastran a su paso piedras, tierras y otros materiales que van a parar al mar”. La Plaza del Llano de Alcalá también ha quedado restablecida la normalidad después de que ayer volviera a anegarse y verse afectados vehículos, viviendas y negocios que se encuentran en sus alrededores. En este sentido Martín señala que “vamos a intentar agilizar las obras que estamos realizando en colaboración del Cabildo en la rotonda de entrada de Alcalá, ya que el principal objetivo de esta actuación no es otro que desviar, hacia la costa de Méndez, buena parte del agua de lluvia que ahora va a parar a la plaza desde la carretera general y la zona de La Cumbrita”, actuación que complementará otros ya acometidos por el Ayuntamiento para resolver el problema y que han funcionado bien, pero que en caso de fuertes trombas de agua no son suficientes para evacuar todo lo rápido que sería necesario, al estar la plaza por debajo del nivel del mar. El alcalde prevé reunirse con propietarios de negocios situados en los alrededores de la plaza de Alcalá para ver en qué medida puede colaborar el Ayuntamiento en los daños sufridos en sus negocios que quedaron inundados y con importantes desperfectos. Pedro Martín también ha visitado varios edificios en la urbanización de El Almendro, en Guía casco, donde se produjeron inundaciones de varias viviendas, derivadas no sólo de la gran cantidad de agua caída en poco tiempo, sino por deficiencias de los sistemas de evacuación. Por otro lado el Ayuntamiento ha destinado un equipo de operarios para ir atendiendo las llamadas de vecinos que solicitan la limpieza de puntos concretos del municipio donde se han acumulado gran cantidad de piedras y tierra en las cercanías de viviendas o en distintas carreteras de titularidad municipal. Ya ha quedado restablecida la señal de televisión, servicio que quedó interrumpido tras la fuerte tormenta del domingo en varios núcleos del municipio. Este problema se produjo, al parecer, después de que un rayo dañara los equipos técnicos que se encuentran en la montaña de Arguayo, en el municipio de Santiago del Teide. Según explica el alcalde “los destrozos también han afectado a tuberías que abastecen de agua los núcleos de Chirche y Alcalá” aunque matiza que por el momento los vecinos no han sufrido ningún corte del servicio. En el caso de Chirche el depósito lleno es suficiente para atender la demanda de los vecinos en tanto se resuelve el problema, mientras que en el caso de Alcalá se ha procedido a usar una red municipal de refuerzo desde el depósito de Cueva del Polvo, hasta que se reparen los daños ocasionados en la red.