Noticias

El Ayuntamiento instala un sistema pionero de iluminación en el casco

Dos calles anexas al centro cultural de Guía casco cuentan desde hace unos días con un nuevo sistema de iluminación pionero en la comarca, que funcionan con la tecnología LED PC-ámbar. Según explica la concejal de Urbanismo y Obras, Mercedes González, se trata de las calles Monseñor Arnulfo Romero y El Gamón “cuyas obras de urbanización y asfaltado han finalizado recientemente” proyecto que ha contado con una inversión municipal de 9 mil euros. En total se han colocado nueve puntos de luz, compuestos de columna de 8 metros y luminaria con lámpara LED convenientemente certificada por el IAC para satisfacer los requisitos de la Ley del Cielo. Esta nueva tecnología permite reducir la anterior potencia de estas calles, pasando de un consumo de los 84 vatios de las viejas lámparas y equipos, a los actuales 48 vatios, lo que supone un ahorro de casi un 43%. Las nuevas farolas cumplen además todos los niveles de iluminación y uniformidad que le resultan aplicables. Mercedes González explica que “esta actuación se une a otras ya realizadas por el Ayuntamiento dentro de la estrategia municipal de ahorro energético impulsada en los últimos 5 años”. La edil resalta que estos proyectos se “caracterizan por la ejecución de obras e instalaciones autofinanciables y financieramente sostenibles”. A la cabeza en ahorro energético en Tenerife Esta actuación se encuentra incluida en el plan de ahorro energético municipal. El pasado mes junio el Ayuntamiento sustituyó en Chío un total de 110 luminarias antiguas lo que supuso un ahorro de un 24% en consumo eléctrico. A principios de 2013 en Vera de Erques se sustituyeron 82 luminarias que supuso un ahorro similar al de Chío. Anteriormente se realizaron trabajos en Aripe, El Pozo, El Jaral, Acojeja, Chiguergue, Cueva del Polvo, Tejina y Playa San Juan, además de en instalaciones y edificios municipales en distintos núcleos poblacionales. La estrategia integral de ahorro energético y económico “nos sitúa a la cabeza de la Isla en ahorro energético”. Así lo indica el alcalde Pedro Martín, que recuerda que “en un plazo de 5 años hemos conseguido un ahorro de un 37% en las facturas de consumo eléctrico por el alumbrado de calles, colegios, centros culturales e instalaciones deportivas”. Esta política supone evitar gastos innecesarios al tiempo que reducir de la contaminación. Teniendo en cuenta que desde 2009 el recibo de la luz se incrementó un 40% y contemplando los nuevos puntos de suministro, se estima que la factura eléctrica anual del Ayuntamiento en 2013 debería haber sido de 650 mil euros. En vez de eso el gasto fue de 409 mil euros, unos 241 mil menos de lo que cabría esperar. Las estrategias de ahorro energético han estado basado en cuatro líneas de actuación: la contratación de electricidad en el mercado libre, la optimización de las potencias y las tarifas contratadas para adaptarlas al tipo de suministro, inversiones en materia de ahorro energético, así como un adecuado uso y racionalización de la energía por parte de los empleados municipales y de los ciudadanos en los edificios públicos.