Noticias

El cementerio municipal de Arona dispone ya de elevador, andamiajes y escaleras de seguridad

Comienza la construcción de cien nuevos nichos, una obra que tiene un plazo de ejecución de un mes y una inversión de 53.000 euros.

El cementerio de Santa Salomé de Arona, dispone ya de elevador, sistemas de andamiaje y escaleras de seguridad, unos suministros muy necesarios en el único camposanto de un municipio con casi 90.000 habitantes. Esta actuación, que ha supuesto una inversión de 35.160,71 euros, se suma al inicio de las obras para la construcción de cien nuevos nichos, unos trabajos que concluirán en un plazo de un mes y que, al igual que los recursos necesarios para las inhumaciones, se han sometido a concurso público.

El alcalde de Arona, José Julián Mena, y el concejal de Servicios Funerarios, Obras y Servicios, José Luis Gómez, han acudido a la revisión técnica del material adquirido, que consiste en una plataforma elevadora móvil porta féretros de 3,4 metros de elevación, cuatro escaleras de 2 metros de altura, 8 escaleras de 1,75 metros y 2 andamios, estos con todas las homologaciones comunitarias y con garantías del cumplimiento de la Ley de riesgos laborales.

El alcalde destaca que "el único cementerio municipal carecía de una herramienta tan básica como es la plataforma elevadora, pero, es más, las escaleras disponibles estaban deterioradas. Es un contrato muy importante porque hablamos de la seguridad de nuestros vecinos y vecinas y de los trabajadores de esta instalación municipal".

La empresa adjudicataria de este concurso ha sido Máquinas Opein, unos suministros "con los que nos estamos poniendo al día para responder a las necesidades y reclamaciones de los familiares que tienen aquí a sus seres queridos, así como de los operarios del cementerio, que llevaban años reclamando un material adecuado y seguro para realizar su trabajo", explica.

Además, el pasado 3 de marzo comenzaban las obras de ejecución de cien nuevas unidades de inhumación, una actuación que "viene a suponer un respiro porque estábamos al límite de capacidad, con muy pocos nichos disponibles", destaca José Luis Gómez. Los trabajos, tras el pertinente concurso de licitación, se han otorgado a la oferta económicamente más ventajosa, que ha recaído en la empresa Anso XXI, con un presupuesto total de 53.000 euros.

El nuevo ámbito de inhumación se construye en la zona ajardinada del cementerio y el trámite se inició en septiembre del año pasado, ya que no existía una partida habilitada en los presupuestos de 2015 para una actuación que era de "extrema urgencia", como señala Gómez. La cuantía se habilitó a través de una modificación de crédito de unas partidas que habían quedado con sobrante, ya que estaban previstas para unas obras que finalmente se ejecutaron y realizaron, pero a menor coste del previsto.

El cementerio de Santa Salomé, ubicado en Montaña Frías, se construyó en 1939, por lo que requiere intervenciones de mantenimiento continuas que, además de las citadas, incluyen una reciente actuación para impermeabilizar y garantizar la estabilidad estructural del pasillo y estancia que da acceso a la planta alta de la zona antigua de nichos, que ha supuesto una inversión extra de casi 23.000 euros.