Noticias

El Pleno aprueba mantener el servicio de mantenimiento de instalaciones eléctricas hasta que termine el nuevo concurso

El contrato prorrogado finaliza el próximo lunes pero la anulación del PGO, que cambia el viario, y el volumen de trabajo para regularizar los servicios municipales
ha demorado la licitación.

El Salón de Plenos del Ayuntamiento de Arona ha acogido el pasado 25 de febrero una sesión extraordinaria con un único punto en el orden del día, que ha sido mantener temporalmente el servicio de mantenimiento de las instalaciones eléctricas en espacios públicos, dependencias administrativas, los locales sociales, deportivos y turísticos, así como los colegios públicos del municipio. La prórroga del contrato actual finaliza el próximo lunes, día 29, pero la anulación del Plan General y el volumen de trabajo para ir regularizando servicios que se prestaban sin los contratos pertinentes, se ha tenido que optar por la continuidad del servicio, una medida temporal y que se mantendrá solo hasta que se resuelva el nuevo contrato.


"Hemos tenido que tomar una decisión de urgencia. Estos meses se ha estado trabajando en los nuevos pliegos de licitación pero, dado el volumen de trabajo técnico por la cantidad de servicios y prestaciones que nos hemos encontrado que carecían de los procedimientos y contratos necesarios, a lo que hay que sumar las implicaciones para este contrato de la anulación judicial del PGO, hemos tenido que ir dando prioridad a los asuntos de mayor urgencia", explicó el alcalde, José Julián Mena.

Mena aclaró que "en el pleno hemos decidido levantar el reparo para continuar con el servicio, pero es una medida legalmente justificada en tanto hablamos de un servicio esencial; es una prestación inexcusable vinculada a la seguridad pública y al derecho por parte de la ciudadanía de tener mantenimiento y alumbrado público".

Como consecuencia de la reciente anulación del Plan General de Ordenación Urbana del municipio, del que se tomó conocimiento público en el Boletín Oficial de la Provincia en septiembre del pasado año, se ha visto alterada la situación de los viarios, sin que hasta la fecha se haya podido concluir la documentación previa necesaria para poder licitar y adjudicar el expediente de nueva contratación de mantenimiento y de alumbrado público.

El artículo 26 de la Ley de Bases de Régimen Local establece que el servicio de alumbrado público municipal es de tipo obligatorio e ineludible, y por tanto de prestación inexcusable, vinculado a la seguridad pública y al derecho a su exigencia por parte de los ciudadanos, reconocido en el artículo 18 de la misma Ley.

Por esta razón, señala Mena, "la normativa es clara en que no puede dejar de prestarse el servicio por finalización de plazo de contrato, en aplicación del principio de mantenimiento de los servicios públicos esenciales y obligatorios, por lo que puede y debe acordarse la extensión temporal de los efectos del referido contrato".

En aplicación de la normativa y en beneficio del interés público y de los ciudadanos, así como del cumplimiento del deber de prestación de un servicio obligatorio, básico, esencial e inexcusable, como lo es el del alumbrado público, el Pleno ha acordado mantener temporalmente los efectos del actual contrato de alumbrado público, hasta tanto se proceda a culminar la tramitación y adjudicación del nuevo contrato al efecto con el inicio de prestación efectiva del servicio por quien resulte nuevo adjudicatario.

Tanto Mena como el concejal de Servicios, José Luis Gómez, defendieron que las decisiones del pasado ¿nos han puesto en la situación de encontrarnos 18 contratos sin cobertura legal y que este se retrase porque la anulación del PGO deja vías fuera de la prestación; hoy estamos salvando la luz de los vecinos porque no continuar implica dejar a toda Arona sin mantenimiento y alumbrado público. Es una decisión difícil, pero responsable y la única posible".

Votación

El acuerdo salió adelante con los votos de los grupos municipales socialista y de Ciudadanos por Arona, las abstenciones de los tres concejales presentes del Grupo de Coalición Canaria se abstuvieron, mientras que los tres ediles del Grupo del Partido Popular votaron en contra.

La empresa Imesapi SA presta actualmente el servicio por una cuantía anual de 1,5 millones de euros, con un contrato que ha tenido una duración de cuatro años de contrato y dos de prórroga. Ya se están culminando los pliegos para sacar el servicio a licitación pública, lo antes posible y con todas las garantías.