Noticias

Guía de Isora aumenta su presupuesto y baja impuestos

El Ayuntamiento de Guía de Isora bajará en un 15%  la base imponible del IBI, el máximo autorizado. Para ello, el consistorio tramitará con la Dirección General de Catastro un descuento en las valoraciones de las viviendas del municipio, algo que también se pidió en el año 2013 y se aplicó, viéndose reducida la cuota a pagar por los contribuyentes. Ahora, como consecuencia de la crisis económica, las casas, pisos, etcétera, han perdido valor con respecto al año 2006, por lo tanto el consistorio considera que debe haber una nueva bajada. El Ayuntamiento de Guía de Isora presentó hoy su presupuesto para el año 2015, con unas cuentas completamente saneadas y que cumplen con el objetivo de estabilidad presupuestaria, con la regla de gasto, el límite de deuda y el límite de masa salarial. El presupuesto del ejercicio 2015 asciende a 19.333.492,48 euros, un 14,92% superior al presupuesto del año pasado. Se ha conseguido aumentar el presupuesto sin tener que tocar los impuestos. Por un lado gracias a un acuerdo con la Dirección General de Catastro, que ha dado de alta a un número importante de vecinos que no estaban pagando su contribución -se han localizado apartamentos, chalets, etc., que no estaban registrados-. El alcalde de Guía de Isora, Pedro Martín manifestó que "siempre lo he tenido claro, no se trata de incrementar impuestos y tasas a aquellos vecinos que pagan, sino hacer que todos contribuyan". También este incremento del presupuesto se debe a la gestión eficaz de las diferentes áreas del Ayuntamiento que dirige el alcalde socialista. Se ha buscado financiación externa, como subvenciones del Cabildo de Tenerife o del Gobierno de Canarias, consiguiendo así que aumente la partida presupuestaria sin mayor carga para los contribuyentes. En la presentación, Martín junto al  concejal de Hacienda, Javier Hernández, destacaron que "menos de un 50% de los ingresos municipales proceden de los impuestos que pagan los vecinos". Por este motivo el consistorio fue penalizado, ya que el Gobierno de Canarias consideró que no está cumpliendo con el ratio de esfuerzo fiscal, es decir, fue sancionado por no subir los impuestos. Tanto la bajada de algunos impuestos como la congelación de otros, no es algo nuevo, se lleva aplicando como criterio desde el inicio de la crisis. De esta manera, entre los tributos que llevan años sin subidas están la tasa por vados y el impuesto sobre vehículos de tracción mecánica (rodaje) que llevan congelados desde 2003. También se mantienen sin cambio desde hace más de diez años los impuestos para bares y restaurantes con mesas en la vía pública o las licencias de apertura de negocios. Con respecto a esto, Martín adelantó que "para el año 2015 el Ayuntamiento mantendrá los impuestos congelados, y algunos de los mencionados bajarán, con lo cual, volveremos a ser sancionados, pero lo asumimos". El presupuesto del 2015 garantiza el mantenimiento de los servicios públicos y las políticas de índole social como el fomento del empleo y los servicios sociales. Además todo ello, sin descuidar el deporte,  la cultura y la participación ciudadana, o el apoyo a los colectivos y la promoción turística. El consistorio ha invertido además, en la adaptación y mantenimiento de las infraestructuras públicas. Entre todas ellas destaca la mejora del alumbrado, lo que ha supuesto un ahorro energético del 37% a junio de 2014. Además, en siete años el Ayuntamiento de Guía de Isora ha reducido la deuda bancaria en un 49,72% y durante el 2015 dedicará apenas un 0,60% del presupuesto a pagar intereses de la deuda, pero recuperará un 63,51% rentabilizando el remanente de tesorería. Por otro lado el Ayuntamiento de Guía de Isora cumple con el periodo medio de pago a proveedores. A día de hoy a quien preste un servicio o venda un producto al consistorio lo cobra en un periodo medio de 7 días desde que la factura es reconocida. El Gobierno del Estado fija el periodo máximo en 30 días.