Noticias

La charla “Educar en familia” supera las expectativas de asistencia en su primera jornada dedicada a las normas y límites

El segundo taller versará sobre métodos de estudio y motivación

Más de cincuenta personas asistieron el pasado miércoles a la primera de las charlas del programa “Educar en familia” impartida por la socióloga Patricia G Ojeda y que trató sobre los límites, las normas y su aplicación efectiva en la educación de los hijos e hijas. Las encuestas de calidad realizadas al término de la charla reflejan que esta iniciativa ha sido muy bien valorada por las personas asistentes. El segundo taller del programa versará sobre los métodos de estudios y la motivación de los y las menores y tendrá lugar el miércoles 16 de marzo a las 18:00 en el Centro Cultural de Adeje. El proyecto “Educar en familia” se desarrolla de forma conjunta entre el Gobierno de Canarias y el Ayuntamiento de Adeje. “Estamos muy contentos de la respuesta obtenida con esta convocatoria ya que en pasadas ediciones no había tenido tanta repercusión. En esta ocasión hemos realizado un esfuerzo mayor en su difusión y las redes sociales han sido claves para ello. Ante el éxito obtenido, estamos valorando disponer de un aula con mayor capacidad para la próxima sesión ya que estamos seguros que se correrá la voz y se inscribirán muchas más personas” ha asegurado el concejal responsable de Educación, Adolfo Alonso Ferrera. Las personas interesadas en participar a cualquiera de los talleres, puede realizar la inscripción llamando a los teléfonos 922756200 (ext. 4009) o 922756243 en horario de 8:00 a 15:00, o el mismo día del inicio de la charla en el lugar y hora indicados. El ayuntamiento de Adeje ha dispuesto un servicio de ludoteca para que los progenitores puedan asistir al taller con mayor facilidad. Toda la información está disponible en la página www.adeje.es. Límites y normas Durante la charla, las personas asistentes pudieron despejar dudas sobre casos concretos y adquirir algunas técnicas para afrontar con mayor seguridad la labor educativa basada en el cariño pero estableciendo límites y normas que marquen a los menores el camino correcto a seguir de tal forma que se formen como personas autónomas, disciplinadas, responsables y seguras. La experta aconsejó a los padres y madres que la edad en la que hay que comenzar este trabajo es “desde que nacen. Es mejor y mucho más fácil evitar que una mala conducta se aprenda, a desaprender luego lo que ya se hace con frecuencia. Ojeda explicó la necesidad de que las normas que se establezcan sean lógicas, coherentes y consensuadas entre las personas adultas. Los padres y madres deben tener adaptar esas normas a la edad y a la madurez evolutiva, así como realizar órdenes concretas, cortas y claras, que sean razonadas y no arbitrarias,. Una vez marcado el camino y las normas, es preciso, según la experta, que los padres y madres establezcan desde el inicio la consecuencia que tiene el incumplimiento de la norma. En este sentido, las consecuencias deben ser proporcionadas y en la medida de lo posible, inmediatas y lógicas. Patricia G Ojeda señaló la importancia de definir el tiempo de cumplimiento de la consecuencia, en vez del genérico y socorrido “no tendrás tele” decir, por ejemplo “no verás la tele esta tarde”. Para que esta práctica tenga un resultado positivo, la consecuencia debe aplicarse siempre, y preferiblemente tras haber repetido la orden y como mucho dos veces, que García G Ojeda llamó “La técnica de a la segunda”. Durante la charla, en la que participaron muy activamente las personas asistentes preguntando sobre sus casos particulares, la socióloga aportó algunas técnicas para hacer frente a la resistencia al cumplimiento de una orden, como la de transición que es la de advertir un tiempo antes de que se va a producir un cambio de actividad o la técnica de sacarle de contexto cuando la resistencia se produce en público. Otra herramienta descrita en el taller fue la del disco rayado frente a la “técnica de niebla” que suelen utilizar algunos niños y niñas para desviar el foco de la discusión.