Noticias

Se aprueban nuevas obras para evacuar agua de la plaza del Llano de Alcalá

Después la última inundación donde se vieron afectadas viviendas, locales comerciales y viario urbano, el Ayuntamiento isorano apuesta por reforzar las infraestructuras existentes de saneamiento y pluviales que han sido insuficientes. Por ello el alcalde de Guía de Isora, Pedro Martín, asegura que "la plaza de Alcalá requiere una nueva obra que evacue con rapidez las aguas que se acumulan durante fuertes trombas, causando numerosos daños y pérdidas económicas". El Ayuntamiento isorano aprobó en el pleno extraordinario celebrado el pasado miércoles, la modificación presupuestaria para destinar una partida de carácter urgente para las obras en la plaza. Con una partida de 165.909,76 euros, se pretende solucionar los problemas de inundaciones. La plaza del Llano constituye el punto bajo de todo el núcleo urbano y es donde van a parar la mayor parte de las aguas pluviales tras fuertes lluvias. Martín recuerda que "para poder evacuar estos caudales hemos colocado un equipo de bombeo que recoge las aguas del punto mas bajo de la plaza y las impulsa hasta la escollera de protección en el mar y además se han puesto tres colectores que desaguan directamente al mar". Además de esto hace años, se separaron las redes de aguas de lluvia y aguas residuales en la plaza y se ampliaron las alcantarillas. También se ha desviado el agua de lluvia que bajaba por la calle Blasco Ibánez y toda el agua de las calles Mondiola, Núñez de Balboa y la parte alta de La Muralla hacía la estación de bombeo del varadero, para que tampoco fuera a la plaza.  Y por último, se han realizado obras para que toda el agua de lluvia de La Cumbrita, Las Villas y parte de la carretera general no llegue a este punto y sea desviada hacia la costa de Méndez. Pero según Martín "estas obras no han sido suficientes, así que realizaremos nuevas actuaciones". Un día después de aprobarse en el pleno extraordinario estas medidas de actuación, este jueves 27 de noviembre se ha firmado el acta de replanteo para comenzar con las obras el próximo lunes. Los trabajos pretenden solucionar los problemas de capacidad de evacuación y de protección frente a la colmatación de las salidas. Se realizará un canal a cielo abierto entre la estación de bombeo actual y el borde de la playa, de esta manera la evacuación será rápida y constante ya que el ancho del canal será de aproximadamente dos metros. Además este canal se ampliará hasta la escollera existente.