Noticias

Se inicia la segunda fase de la residencia de mayores de Guía de Isora

Han comenzado las obras de la segunda fase de la residencia de mayores de Guía de Isora. Así lo informa el alcalde isorano, el socialista Pedro Martín que explica que “se trata de la continuación de la obra con una aportación de 400 mil euros según el acuerdo alcanzado entre el Ayuntamiento isorano y la Consejería de Políticas Sociales del Gobierno de Canarias”. Los trabajos de esta segunda parte de la residencia de mayores, que han comenzado con el movimiento de tierras en el solar anexo a la actual instalación, permitirán levantar la estructura y el cerramiento de un nuevo edificio con sótano y dos plantas, con una superficie total construida de unos 1.200 metros cuadrados. El plazo de ejecución de esta fase es de unos cuatro meses, y se prevé que esté culminada a finales de marzo de 2015. El alcalde explica que “este centro pretende ser un lugar donde puedan residir de forma permanente y  recibir atención médica y especializada, especialmente ancianos con enfermedades complejas como el alzhéimer o la demencia senil”. Además destaca la necesidad de que los mayores se queden en el municipio cerca de sus familiares y no tengan que trasladarse a otros puntos de la isla. Martín espera que con esta inversión “quede concluida la estructura de todo el complejo proyectado inicialmente y partir de ahí, con una tercera inversión que rondaría el millón de euros, terminar el centro, que podrá atender a unos 60 mayores y posteriormente llegar a los 75”. El vicepresidente del Cabildo de Tenerife y consejero insular de Bienestar, Sanidad y Dependencia, Aurelio Abreu, garantizó al alcalde isorano, que trabajará en la búsqueda de la financiación necesaria para finalizar la obra y concertar con la administración insular las plazas de los residentes. La residencia paso a paso El 13 de julio de 2000, el grupo municipal socialista llevó al Pleno del Ayuntamiento una moción al respecto. En abril de 2002 el PSOE solicitó la firma de un convenio de colaboración con el Cabildo de Tenerife para construirla. En 2003 se envían sendas solicitudes al presidente del Cabildo y al consejero autonómico de Servicios Sociales. El 21 de febrero de 2005 el Pleno Municipal reitera la solicitud al Cabildo y al Ejecutivo canario. Otra moción del PSOE isorano volvió a demandar la residencia el 26 de julio de 2006. Ese mismo año el alcalde decide iniciar las obras y al mismo tiempo vuelve a solicitar al Cabildo insular y al Gobierno canario que atiendan esta demanda. El 22 de octubre de 2009, a petición del Ayuntamiento isorano, el Parlamento de Canarias debate la  residencia de mayores a través de una proposición no de ley del Grupo Parlamentario Socialista, que fue rechazada con los votos contrarios de Coalición Canaria y el Partido Popular. Las obras de la primera fase, que fueron sufragadas sólo con financiación municipal por importe de 1,2 millones de euros, comenzaron en 2010 y concluyeron a finales de 2011.