Noticias

Un falso aviso de bomba hace desalojar el Palacio de Justicia durante una hora

El Palacio de Justicia de Santa Cruz de Tenerife tuvo que ser desalojado en la mañana de ayer por un aviso de bomba. Sobre las doce del mediodía, uno de los agentes de seguridad del edificio ubicado en la avenida Tres de Mayo encontró un maletín abandonado cerca de su puesto de trabajo, en la cinta de seguridad situada en la entrada del recinto, y lo abrió para comprobar qué había dentro. Tras un rápido primer vistazo descubrió que en el interior había algunas herramientas y una gran cantidad de cables, por lo que se procedió a avisar a la Policía Nacional para que pusiera en marcha las medidas de precaución necesarias. A la céntrica vía santacrucera se acercaron, de este modo, efectivos de la Policía Nacional que, a su vez, solicitaron refuerzos de la Policía Local de Santa Cruz. Ambos cuerpos de seguridad se encargaron de evacuar a los trabajadores y a todas aquellas personas que en esos momento se encontraban dentro del Palacio de Justicia. Asimismo, se dispusieron a regular el tráfico en este lugar y en la calle Víctor Zurita Soler, para que todos aquellos que se encontraban dentro del inmueble pudieran alejarse un mínimo de 100 metros de la zona afectada por el aviso de bomba. Después de que la policía acordonara todo este espacio, los Técnicos Especialistas en Desactivación de Artefactos Explosivos (Tedax) llegaron a la avenida Tres de Mayo para analizar el maletín sospechoso. Tras unos 45 minutos de incertidumbre, los especialistas concluyeron que el bolso solo contenía un taladro, junto con algunas herramientas y cables. Durante el desalojo que se produjo en la mañana de ayer, reinó el orden y la tranquilidad entre los trabajadores del edificio de Justicia santacrucero que ocuparon las calles colindantes sin que se vivieran momentos de demasiada preocupación. Cerca de la una del mediodía, por tanto, el inmueble volvía a acoger su actividad normal y todas las personas que una hora antes se encontraban en las salas y oficinas de los Juzgados volvieron a entrar sin problemas por lo que no se produjo ningún revuelo. Algunas de las personas que tuvieron que ser desalojadas destacaron que la policía no les informó en ningún momento de la posible existencia de una bomba en el edificio y solo hablaron de "una pequeña alerta" por la que era necesario abandonar las estancias del edificio santacrucero. Este falso aviso de bomba en la capital se produjo solo unas horas antes de que tuviera lugar otro similar en la estación madrileña de Nuevos Ministerios. Estas dos alarmas tuvieron lugar un día después de que el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, anunciara el miércoles que el Estado aumenta la alerta por terrorismo de 2 a 3 tras una reunión ministerial para condenar el atentado que tuvo l lugar en Francia en una revista satírica y anunciar las medidas oportunas.