Noticias

VI Subida a Guía de Isora–Trofeo Barceló Varadero

Enrique Cruz (Porsche 911) y Javier Afonso (Silver Car S2) se adjudicaron hoy la victoria en la VI edición de la Subida a Guía de Isora-Trofeo Barceló Varadero, que se disputó este sábado 25 de julio en la carretera TF-463, entre Playa de San Juan y el casco de la localidad sureña. Ambos pilotos hicieron buenos los pronósticos previos a la competición y corrieron para llevarse una merecida victoria bajo un sol de justicia. Así, Javier Afonso volvió a brindar a la afición un magnífico espectáculo y sobre todo una bonita lucha con Jonathan Morales a la que también se quiso unir el que sería a la postre tercer clasificado, Benito Martín. Fran Suárez, Juan Manuel Alonso y Jonay Hernández completaron el orden final en las barquetas. El piloto de Pegrutrans bajó también el récord de la rampa sureña y se adjudicó de esta manera su segunda victoria consecutiva en Guía de Isora. Por lo que respecta a los turismos, el piloto del Copi Sport, Enrique Cruz, marcó desde la manga de entrenamientos un ritmo endiablado que prácticamente nadie pudo seguir, ni siquiera Jonathan García (Seat León Supercopa) que esta vez sí pudo imponerse a Juan Carlos Rodríguez (Fiat Uno Turbo) con problemas en su montura. En cuanto a los grupos, el N2 correspondió a Alberto García LLarena (Peugeot 206 RC); el N fue a parar a manos de Moisés Casanova (Mitsubishi Carisma Evo); el TA para Fernando Díaz (BMW),; el A se lo adjudicó Gregorio Jesús González Mora (Citroen Saxo); T, Cristo Padilla (BMW M3); el A2 para Félix Ramón García Durán; y el GT Nauzet Brito. Por lo que respecta a la Regularidad Sport, Basilio Leandro y Alberto Gómez se adjudicaron el campeonato R.S. con un precioso Sumbeam Avenger, por delante del Golf GTI de Iván Trujillo y Eduardo García, mientras que la tercera plaza correspondió a Pedro Castilla y Samuel Barrios (BMW E21). La Copa RS correspondió al Fiat 137 Sport de Jonathan Esquivel y Ruth María Carballo. Por su parte Florentino Domínguez y Alejandro Hernández (BMW 316) se situaron en la segunda posición, y la tercera plaza fue a parar a manos de Óscar Álvarez y María Marrero con idéntica montura. En cuanto al trofeo 50, Miguel Angel Báez y José Juan Gámez si hicieron con la victoria, por delante de Pablo y Celeste Díaz (Hillman IMP), mientras que la tercera posición fue para Manuel González y Julio Morales (Ford Scort MK1). En el apartado organizativo, la Escudería Isora Motorsport consiguió sacar adelante con un tremendo esfuerzo de sus escuderos y voluntarios, una prueba en la que se cebaron las vicisitudes. Así, la rotura de un motor de uno de los participantes mediada la primera manga oficial dejó cerca de un kilómetro de carretera impracticable para el automovilismo deportivo e inmediatamente después la caída de una niña que tuvo que ser evacuada del tramo contribuyó también al retraso de la competición. Todo ello motivó la suspensión de la primera de las dos etapas puntuables.